Curar la artrosis comiendo sano

       La artrosis es uno de los padecimientos más extendidos de la raza humana, especialmente en nuestras longevas sociedades. Aunque puede presentarse a cualquier edad, lo normal es que sea el padecimiento estrella a partir de la madurez por el lógico desgaste de las superficies articulares. El mayor inconveniente, es que se trata de un problema degenerativo, que no tiene cura, aunque si se cuidad bien, puede ser compatible con una buena calidad de vida. Independientemente de los cuidados que requiere: el ejercicio suave diario; la postura correcta con la espalda erguida; el descanso con las piernas en alto, para favorecer el aporte de sangre a todas las articulaciones; evitar cargar pesos y movimientos bruscos.

La artrosis puede mejorarse con una serie de normas alimentarias.
       Es necesario beber no menos de 2 litros de liquidos diarios. Con ello se consigue una mejor hidratación general, disminuyen los tóxicos en el organismo y se lubrican mejor las articulaciones. Es recomendable sustituir las carnes rojas por pescados azules, ricos en ácidos grasos poliinsaturados, especialmente el Omega 3. La comida diaria debe llevar verduras en cantidad, especialmente las de conocidos efectos antiinflamatorios: brecol, zanahoria, apio y nabo, (que en la ensalada rallado, está muy rico), espinacas, piña y papaya. Conviene evitar el alcohol,los excitantes (té y café), la patata, el pimiento y la berenjena. El sobrepeso debe ser tratado con anticipación. Son útiles la infusiones analgésicas como la corteza de sauce, ulmaria y enebro y las clásicas friegas con alcohol de romero o árnica.

Comentarios

Entradas populares