La reflexoterapia


consiste en la conexión entre el sistema nervioso y los órganos internos. Se localizan en determinados puntos o zonas reflejas, que se encuentran en los pies, mapa reflejo de las estructuras organicas. La estimulación de las mismas produce una respuesta sobre distintos órganos, consiguiendo mejoras importantes sobre los sistemas y estructuras del cuerpo humano.

El diagnóstico reflexoterápico se realiza con presiones sobre las zonas reflejas, detectando el órgano que esta bloqueado mediante alteraciones en la sensibilidad en la zona presionada.
Una vez conocido el diagnóstico se trata por medio de técnicas de presión sobre las zonas microreflejas produciendo un aumento o liberación de energía, dependiendo del tipo de bloqueo. Esto va a conseguir el equilibrio necesario para el correcto funcionamiento de los órganos, tanto desde el punto preventivo como terapéutico, activando el sistema inmunológico y resolviendo el bloqueo.

Para los tratamientos reflexológicos la primera sesión suele ser la más larga, ya que se hace un recorrido por todos los puntos buscando los posibles desequilibrios para en las próximas sesiones poder tratar.

La reflexologia podal es una terapia absolutamente indolora, sin ningún tipo de contraindicaciones (solamente la tromboflebitis sería causa de contraindicación) y tremendamente relajante a la par que terapeútica. Cada sesión suele durar aproximadamente una hora.

Comentarios

Entradas populares